José Saturnino Cardozo, el gran diablo goleador